2016. El amor

Sobre el amor y mi experiencia en el 2016 he pensado mucho en estas vacaciones (y mientras comienzo a escribir esto, coincidentemente en mi Descubrimiento Semanal de Spotify suena “Te amaré” de Silvio Rodríguez, vaya marco), mis conclusiones son:

Sé lo que quiero. Sé que no lo tengo.

Sé lo que quiero tener. No sé si lo pueda tener.

¿Qué quiero? Alguien que me ame profundamente por lo que soy, no por creer que llenaré la idea que tiene del amor. Que no tenga miedo a celebrarlo en público y en privado. Que se haga responsable de sus emociones. Alguien a quien admirar. Con quien nos chispemos los ojos mutuamente. Que me guste tanto que la desee con sólo pensarla. Alguien con quien compartir los triunfos y derrotas, construir alegrías y darnos la mano. Alguien a quien abrazar y poder quedarme ahí cuando haya tristezas. Caminar y descubrir las ciudades. Llenarnos el paladar de sabores y texturas nuevas.

Alguien con quien, luego de conocernos lo suficiente, podamos decir: Quiero que tu luz sea el primer sol que vea al despertar. A quien decirle “buen día” y compartir el gusto de iniciar uno nuevo, con todo y las prisas y la pereza. A quien prepararle un sándwich por la mañana y un té por la noche. Alguien a quien cocinarle. Leer poemas juntos e ir al cine. Intercambiar novelas. Alguien que celebre mis ocurrencias o se burle cuando mi payaso interno falle. Con quien salir a cosas serias y a cosas no serias. Con quien trabajar en un café. Alguien con quien compartir, reír, a quien procurar, mimar, impulsar.

Alguien que apueste por mí y se sienta cómoda conmigo desnuda y vestida. Que traiga todas sus heridas y se enorgullezca de ellas, que entienda que su presente es el resultado de esas heridas. Alguien valiente. Porque a mí sí me gusta el amor y me encantaría que alguien me amara como sé que puedo amar.

Eso quiero.

Anuncios

3 comentarios en “2016. El amor

  1. He leído esta entrada tres veces. He ido al enlace. Ahora podría dejarte muchas caritas felices, pero sería muy bobo; te dejo tres: 🙂 🙂 🙂
    Yo también quiero alguien sin miedo a celebrar el amor en público y en privado; alguien que se haga responsable de sus emociones. Es bueno ir sabiendo lo que se quiere.

  2. Pingback: Oler a hogar | Aquí no hay respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s