Mis amigos. Dorix

Conocí a Dorix en esa época de hacer radio. Me caía mal. La veía moverse con altanería entre los escritorios y andar de arriba para abajo como si la vida se le fuera en ello. Nunca me acerqué. Ella tampoco. Luego, Alex Caldera nos presentó tras una actividad con María Rojo, en aquella campaña de Andrés Manuel López Obrador de 2006. Recuerdo que me molestó mucho su actitud de no haberme visto nunca jamás en la vida.

 

Compartíamos un círculo social, así que no pasaría mucho tiempo para que nos volviéramos a encontrar. Una reunión en casa del gran Ricardo Chávez. Una que recuerdo con mucho cariño. Ahí estábamos las dos generaciones, la de académicos consolidados y la de aquellos que picábamos piedra, la de gente que era un referente en el mundillo periodístico y cultural y quienes andábamos en la brega. Dorix se la pasó esa noche atendiéndonos. Preparó cositas para picar, repartió bebidas, bueno, nos demostró que es una excelente anfitriona. Pero me seguía cayendo mal.

Cuando las oportunidades de crecimiento profesional se agotaron en Aguascalientes hicimos un último intento al crear el Colegio de Estudios Sociales. Otra vez Dorix aparecía en mi vida. Y ya, di mi brazo a torcer.

 

No sé cuándo, en qué momento, cómo desarrollamos la complicidad y el cariño que nos tenemos… eeeeh…. Bueno, que yo le tengo… Sólo me recuerdo interactuando con ella en Facebook, luego en Twitter y un día quedamos para un café y luego otro para unas cervezas yo y algo sin alcohol ella. Y ahora es de esas personas imprescindibles en mi vida.

 

Dorix es una mujer brillante, una vez le dije que ella sería la primera vaca sagrada de nuestra generación, era una broma en el momento, pero luego me cayó el 20 y aunque ella dirá que no, pronto, sino es que ya lo es, será un referente en el mundo académico de la comunicación y las ciencias sociales. No es de extrañar, Dorix es la persona más trabajadora, capaz y disciplinada que conozco. Siempre he admirado su capacidad para hacer tantas cosas a la vez, y además bien hechas. Porque habemos quienes hacemos un montón de cosas a la vez pero siempre es un desmadre. Si muchos de nosotros tuviéramos una pizca de la capacidad de Dorix, creánme, la academia mexicana sería otra. A Dorix la admiro mucho, pero la quiero más. De ser insoportable se convirtió en un referente en mi vida. En alguien a quien acudo para burlarme de mí mismo, no porque tenga, que la tiene, una naturaleza buleadora, sino porque ella es capaz de reírse de sí misma a carcajadas y para eso hay que tener alguien de quien aprender.

Anuncios

3 comentarios en “Mis amigos. Dorix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s